Una parte muy importante del éxito de una cena de amigos o una comida familiar depende de los vinos que se elijan para acompañar los alimentos. Por eso nos preguntamos muchas veces ¿qué vino es mejor para la carne roja?

Aunque vamos a sugerir algunas marcas, no es una lista cerrada, sino más bien una orientación o consejo para que podáis acertar al elegir el vino. Al elegir las botellas recomendadas, hemos optado por divulgar algunas variedades de uva o zonas geográficas concretas, porque consideramos que tienen una excelente calidad precio y sobre todo porque «funcionan» muy bien para acompañar carnes rojas como el buey, los chuletones y otros cortes selectos. Por supuesto, si conoces algún vino que merece la pena incluir, déjanos un comentario porque toda sugerencia o aportación será bien recibida.

  • Lunera de Bodegas Morosanto

Este vino producido en un cortijo de La Cimada, muy cerca de Ronda (Málaga), es idóneo para acompañar las carnes rojas dadas sus características. Con un color muy intenso rojo picota con reflejos brillantes de tonos violeta, este vino de capa alta tiene una deliciosa entrada en boca, con los taninos muy marcados. En nariz es de intensidad media, pero en boca, se detectan notas de frutos rojos, frescos, frutales y tostados que lo hacen muy agradable para acompañar carnes, siendo un vino fácil de beber.

  • Crianza 2010 de Protos

Esta bodega de la Ribera del Duero, tradicional y de prestigio, sigue ofreciendo grandes vinos para disfrutar en compañía de un buen chuletón con hueso, un solomillo o cualquier corte de carne roja. Con 91 puntos en la guía Peñín y 13% de vol. alcohol, es una buena elección para los aficionados a los vinos de esta D.O. Ribera del Duero que se deleitarán con su aroma de fruta madura con tonos especiados, en los que la crianza en barrica ha dejado el delicioso sabor tostado de roble.

  • Matarromera Crianza 2007

Hemos elegido otro vino de la misma D.O. de Ribera del Duero por su excelente armonía con las carnes a la parrilla. Elaborado al 100% con uvas Tempranillo procedente de sus propios viñedos, este crianza ha sido envejecido durante 12 meses en barricas de roble americano que le aportan excelentes notas de madera que maridan de forma excepcional con cortes como el entrecot de buey Angus de Nebraska o para parrillas y barbacoas. Una elección sublime. En nariz y en boca se detectan aromas de fruta negra madura y notas ahumadas que lo hacen idóneo para tomar con las carnes.

  • El Syrah Reserva de Masset de Lleo

La variedad Syrah es una uva en desarrollo que cada vez gusta más a los paladares entendidos. Con ella se elabora este tinto reserva , un vino profundo, idóneo para combinar con las carnes rojas, en el que se aprecian sabores de fruta combinados con las notas características de las barricas de roble francés donde se hace su crianza. Su aroma es intenso y afrutado, y es un vino elegante, con cuerpo, muy redondo. Es nuestra recomendación para acompañar carnes tiernas como el solomillo de buey.

Premio Gran Mezquita: Vino para carne roja Alto de Campoameno

Este vino, menos conocido a nivel nacional, es un excelente Vino de la Tierra de la Sierra Sur de Jaén, y ha sido elegido como ganador del premio Gran Mezquita del pasado año por su calidad. Elaborado con un coupage de uvas de las variedades merlot, syrah y tempranillo y tras un paso de 24 meses en barrica, consigue un gran equilibrio y una excelente relación calidad precio.  A la vista, su color rubí profundo es muy intenso. En nariz, destacan las notas balsámicas y especiadas con recuerdos de chocolate, vainilla y especias. Es un vino con bastantes taninos, con sabor y potente y persistente, con cierta acidez que lo hace muy recomendable para asados de carne roja como el rosbif de lomo de buey.