• 250 g de carne picada
  • 250 g de espinacas frescas
  • 75 g de queso
  • 1 masa de hojaldre
  • 1 huevo batido
  • Sal y pimienta al gusto

Hoy os enseñamos a preparar la receta del strudel de espinacas y carne picada, una estupenda opción para servir como plato principal en el almuerzo o en la cena, o, si lo cortamos en pequeñas porciones, para utilizar como aperitivo.

Aunque es más frecuente el strudel en recetas dulces elaboradas con manzana y otros ingredientes, los strudel salados como este que os enseñamos hoy son habituales sobre todo en la zona de Europa central. El motivo es que esta masa de pan rellena es fácil de hacer y gusta a todo el mundo.

Cómo hacer strudel de espinacas y carne picada

  1. Comenzamos friendo la carne picada en una sartén amplia, tras sazonarla al gusto y removiendo hasta que cambie de color.
  2. Incorporamos las hojas de espinacas, que poco a poco irán perdiendo volumen, mezclándolas con la carne.
  3. Una vez tengamos una mezcla de nuestro gusto, añadimos unos trocitos de queso, cocinando y removiendo hasta que comience a fundirse.
  4. Apagamos el fuego y dejamos que nuestro relleno se temple, mientras preparamos la masa de pan o de hojaldre que vamos a rellenar.
  5. Estiramos bien la masa para que sea fina y quede luego crujiente y sobre ella colocamos el relleno bien repartido.
  6. Cerramos formando un cilindro y sellamos bien los bordes, colocando todos los pliegues en la parte de abajo para que no se abran en el horneado.
  7. Damos cuatro cortes con un cuchillo afilado y barnizamos con huevo batido.
  8. Horneamos a 230ºC durante 15 minutos hasta que el strudel esté bien dorado.
  9. Servimos cortando el strudel en rodajas de dos centímetros aproximadamente con ensalada como guarnición.
Strudle de espinacas. Carniceria online villamaria

Trucos / Consejos

  • Puedes utilizar carne picada de ternera, o si lo prefieres, usar nuestra mezcla de cerdo y ternera.
  • También puedes añadir bacon cortado en tiras o incluir unas nueces partidas o unas pasas en el relleno para encontrar tropezones que contrasten en cada bocado.
  • El strudel está bueno en caliente o templado, a temperatura ambiente.