• 500 g de carne picada de ternera
  • una rebanada de pan de molde mojada en leche
  • un trocito de jengibre fresco
  • un ramillete de cilantro fresco
  • especias al gusto
  • arroz para guarnición

Hoy queremos enseñaros una receta muy original, ideal para los aperitivos cuando organices una barbacoa. Se trata de unos deliciosos pinchos de albóndigas asiáticas, con mucho sabor, que servimos sobre una cama de arroz basmati cocido.

La mezcla de ingredientes en la composición de la albóndiga y el toque final con la salsa de teriyaki para realizar un lacado que las deje brillantes, es perfecta para abrir boca mientras se preparan en la parrilla los chuletones, las hamburguesas o la entraña.

Cómo hacer albóndigas asiáticas

  1. Para hacer esta receta podemos utilizar carne picada de ternera o mezcla de ternera y cerdo, según nuestras preferencias.
  2. En un bol mezclamos bien la carne picada, sazonada al gusto con especias como cardamomo, comino, guindilla, sal y pimienta, y agregamos el pan mojado en leche una vez escurrido y el jengibre rallado.
  3. Añadimos también dos hebras de cilantro muy picado.
  4. Tras mezclar todo con un tenedor hasta obtener una masa homogénea formamos las albóndigas al estilo tradicional, pasándolas ligeramente por harina.
  5. Freímos las albóndigas a fuego lento hasta dorarlas, para que también se cocinen en su interior.
  6. Retiramos el aceite y dejamos las albóndigas asiáticas en la sartén para continuar dorándolas a la plancha. Añadimos entonces la salsa teriyaki y subimos el fuego para que se dore y caramelice el exterior de nuestras albóndigas.
  7. Servimos sobre cama de arroz basmati espolvoreando las albóndigas con más cilantro picado.
Albondigas asiáticas. Carniceria online villamaria

Trucos / consejos

  • No apelmaces mucho las albóndigas al formarlas para que queden más esponjosas y jugosas.
  • Fríe la carne despacio para que tarde en dorarse y así se cocine el interior de estas albóndigas que no van cocidas como las nuestras.
  • Puedes alternar la salsa teriyaki con otras salsas asiáticas como la salsa de ostras para probar otros sabores.
  • Otra variación interesante puede ser añadir polvos de curry y cambiar la leche del pan por leche de coco para dar un toque thai a la receta.