• 1 pavo para rellenos o asados
  • 300 g de orejones
  • 300 g de ciruelas pasas
  • 200 g de uvas pasas moscatel
  • 2 manzanas reinetas
  • manteca de cerdo para untar

Si hay un plato emblemático de la Navidad, sin duda elegiríamos la receta de pavo al horno, una receta ideal para comer en familia. Hoy queremos enseñaros a preparar la receta de pavo asado con frutos secos, un plato lleno de sabor que disfrutaréis en familia en estos días festivos.

Con un relleno a base de frutas secas como los orejones, las ciruelas pasas y las pasas moscatel, la carne quedará jugosa y bien cocinada, siendo un plato perfecto para las celebraciones navideñas.

Cómo hacer pavo asado con frutos secos

  1. Ponemos las frutas secas en remojo durante 4 horas para hidratarlas bien. Pelamos también unas manzanas tipo reineta y las cortamos en ocho gajos.
  2. Preparamos el pavo, eliminando todo resto de plumas y procedemos a rellenarlo con las manzanas, las ciruelas, las uvas pasas y los orejones.
  3. Cerramos el pavo y atamos las patas cruzadas con hilo de cocina o bramante.
  4. Precalentamos el horno a 190ºC y untamos la parte exterior del pavo con manteca de cerdo. Con un cuchillo, pinchamos la piel de pechugas y patas para que no se infle durante el asado, y permita la salida de los jugos.
  5. Colocamos el pavo en la bandeja de horno con las patas hacia arriba y horneamos durante una hora. Para evitar que la parte de las pechugas se queme, pasada media hora tapamos esta parte del pavo con una hoja de papel aluminio.
  6. Retiramos el aluminio y damos la vuelta al pavo. Después lo horneamos durante 40 minutos por esta parte.
  7. Durante el horneado, barnizamos la superficie del pavo con los jugos que vaya soltando, utilizando una brocha de silicona, para mantener la piel hidratada.
  8. Volvemos a dar la vuelta al pavo y horneamos otros 40 minutos para terminar de dorar su piel, consiguiendo un bonito color. Seguimos barnizando la piel con la brocheta mojada en los jugos de la cocción.
  9. Para ver si está ya en su punto, metemos una brocheta en la zona de las patas, comprobando que no suelta jugos de color rosado.
  10. Una vez asado, retiramos el pavo y recuperamos los jugos de la bandeja, reduciéndolos un poco para obtener una salsa sabrosa.
  11. Servimos el pavo entero, cortando las pechugas en filetes o rodajas y separando las alas y los muslos o patas.
  12. Sacamos el relleno de frutas secas y lo servimos aparte como guarnición.
Pavo asado con frutos secos. Carniceria online villamaria

Trucos y consejos

  • Puedes introducir entre el relleno taquitos de jamón o bacon o un poco de foiegrass para aumentar su sabor.
  • También se pueden poner unas lonchas de bacon sobre la pechuga en lugar de utilizar el papel aluminio para proteger la piel.
  • Puedes acompañar el pavo asado con salsa gravy.
  • Como guarnición puedes utilizar puré de patata además del relleno de frutas secas.