• 500 g de carne picada de ternera
  • 400 g de calabaza limpia
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 1 zanahoria
  • 3 cucharadas soperas de tomate frito
  • 50 ml de nata líquida
  • sal al gusto
  • pimienta negra al gusto
  • una pizca de canela
  • una pizca de nuez moscada
  • Queso parmesano para gratinar

Hoy vamos a preparar un delicioso pastel de carne con calabaza, una receta estupenda para el otoño, similar al pastel de carne con puré de patatas que os enseñamos a preparar hace tiempo, para que tengáis varias opciones cuando os apetezca una receta similar.

Son recetas sencillas que se preparan en muy poco tiempo y que dejan a todos encantados. Hacednos caso y animaos a preparar estas recetas y haréis feliz a vuestra familia.

Cómo hacer pastel de carne con calabaza

  1. Preparamos las hortalizas picándolas en trocitos muy pequeños.
  2. En una sartén las pochamos con aceite de oliva virgen extra durante cinco minutos.
  3. Agregamos la carne picada y la freímos mezclando con las verduras durante otros cinco minutos. Añadimos dos o tres cucharadas soperas de tomate frito para ligar bien todos los ingredientes.
  4. Por otro lado, preparamos la calabaza, pelándola con cuidado y poniéndola a cocer en una cacerola con agua abundante. Serán necesarios unos 20 minutos para que quede bien tierna.
  5. Trituramos la calabaza y la mezclamos con nata, 1 pizca de sal, otra de canela, un poco de nuez moscada hasta que quede un puré homogéneo y cremoso.
  6. En una fuente apta para el horno, extendemos la carne picada y la cubrimos con el puré cremoso de calabaza. Cubrimos con queso para gratinar.
  7. Horneamos durante 15 minutos a 180ºC y gratinamos 3 minutos a 230ºC. Dejamos reposar unos minutos antes de servir.
Pastel de carne de calabaza. Carniceria online villamaria

Trucos y consejos

  • Para darle a esta receta un toque diferente, puedes utilizar otras hortalizas al cocinar la carne añadiendo puerro o cebolleta, si lo prefieres.
  • Aunque recomendamos preparar esta receta con carne picada de ternera, puedes probar y hacerla con carne picada de pollo o con mezcla de ternera y cerdo.
  • Una ventaja adicional es que se puede tener listo el plato (incluso congelado) y darle el toque de horno cuando se vaya a degustar.