Aprender a congelar carne es importante para asegurarnos de que la vamos a poder consumir en el futuro de forma apropiada. Pero no es lo mismo congelar carne en crudo que carne ya cocinada, así que en este post vamos a daros algunos consejos de cómo aprovechar las ventajas de la congelación para cada situación.

Congelar carne en el envase de Carne Villa María

Los envases en que viene la carne cuando la compras en nuestra tienda on line son perfectos en el caso que desees congelar la carne directamente. Además, como viene envasada al vacío, podrás congelarla con la mayor tranquilidad sabiendo que va a estar perfectamente durante un par de meses. Una de las ventajas de tener carne congelada en el propio envase de Carne Villa María es que no necesitarás envolverla ni etiquetarla, y en su día podrás ver qué has congelado mirando a través del plástico superior o leyendo la etiqueta.

Congelar carne en crudo

Paquetes de carne congelada. Canicería Villa MaríaSi por ejemplo compras unas chuletas de cordero y no te las vas a comer todas, puedes querer congelar unas cuantas para otra ocasión. En ese caso te recomendamos que lo hagas en bolsas especiales de congelación, etiquetando el contenido y escribiendo la fecha en la que lo guardas en el congelador para que no permanezca en el congelador más tiempo de lo recomendado. Puedes verlo en la imagen de la izquierda.

Si vas a congelar piezas pequeñas, como chorizos, porciones de carne picada o filetes de dos en dos, puedes envolverlos en papel aluminio cerrando perfectamente todos los huecos para que el frío no vaya a «quemar» la carne y etiquetándolos.

Congelar carne ya cocinada

Tupper rabillo congelado. Carnicería online Villamaria

La mayoría de los guisos se pueden congelar perfectamente en un tupper o fiambrera que cierre herméticamente y aísle el contenido de la humedad y evite que los alimentos se peguen unos a otros. En el caso de asados, se pueden cortar en lonchas o raciones congelándolas en tuppers y dejando la salsa aparte congelada en frascos de cristal herméticos. Así, bastará con sacarlos del congelador un día antes del día en que se quieran consumir, para que se descongelen lentamente y después calentarlos hasta que alcancen la temperatura de servicio.

Tiempo de conservación de la carne congelada

No se debe tener carne congelada por un período superior a dos meses. Es conveniente congelar en raciones individuales o raciones de dos personas, para que en caso de necesitar porciones pequeñas no haya que descongelar todo el producto. Si necesitas más, sacarás varios paquetes y listo. Recuerda: es imprescindible etiquetar bien los paquetes antes de ser congelados.