• 16 chuletitas de cordero lechal
  • Salsa de soja
  • Unas ramas de perejil fresco
  • Patatas

Queremos enseñaros una receta original y muy sabrosa, las chuletas de cordero con salsa de soja. Las chuletas de cordero lechal son un auténtico manjar que gusta a todo el mundo. En verano, son ideales cocinadas en la barbacoa y en invierno, nos encanta hacerlas a la parrilla utilizando una sartén acanalada o carmela. Además son una de las mejores recetas para consumir en las celebraciones navideñas.

Hoy vamos a prepararlas de una forma original, marinándolas previamente en salsa de soja, para obtener un sabor intenso y un precioso color dorado que gustará a todos los que tengan la suerte de probarlas en nuestra casa.

  1. Barnizamos las chuletas de cordero con salsa de soja, dejando que reposen en ese marinado durante dos o tres horas.
  2. Cada 60 minutos, damos la vuelta a las chuletas y añadimos otra pasada con una brocha humedecida en la salsa.
  3. Al cocinarlas no utilizaremos sal porque la salsa soja ya aporta la sazón necesaria.
  4. Secamos bien las chuletillas de cordero lechal antes de ponerlas en la parrilla precalentada.
  5. Cuando esté bien caliente cocinamos las chuletas de cordero en una sartén acanalada, para que se marquen las rayas en la superficie de las chuletitas.
  6. Cocinamos a fuego vivo las chuletas durante tres o cuatro minutos por cada lado.
  7. Preparamos una guarnición de patatas fritas cortadas en rodajas finas que servimos espolvoreadas con un poco de perejil, o de cilantro si es de nuestro gusto.
  8. Servimos las chuletillas colocándolas de forma desordenada sobre la cama de patatas y llevamos a la mesa inmediatamente.
Chuletillas con soja. Carniceria online villamaria

Trucos y consejos

  • Para el aperitivo calcula dos o tres chuletillas de cordero lechal por persona. Como plato fuerte, calcula seis chuletas de cordero para cada uno. Ten en cuenta que se comen en dos bocados.
  • Sirve un poco más de salsa de soja en un pequeño cuenco para que el que quiera pueda añadir un poco más.
  • También puedes hacer una salsa con yogur natural y hojas de hierbabuena para dar un contraste, para quien quiera variar.