• 4 patatas grandes o 6 medianas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 2 dientes de ajo
  • Un manojo de perejil
  • 1 vaso de agua
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • sal gruesa

Estas patatas asadas son una excelente guarnición para cualquiera de nuestras recetas de carne, ya sean los asados en el horno o para acompañar carnes a la plancha o guisos de carne.

Las patatas asadas al horno quedan en su punto de cocción, muy tiernas por dentro y doradas por fuera, con el aroma del ajo y perejil o el de las hierbas que queráis añadir a la receta.

Cómo preparar patatas asadas con ajo y perejil para guarnición

  1. Mientras se precalienta el horno a 190º, pelamos las patatas y las cortamos en lonchas o rodajas de unos 2-3 milímetros de grosor.
  2. Picamos el perejil muy fino, casi en hilos. Machacamos en el mortero los dientes de ajo con una cucharada sopera de perejil y una pizca de sal gruesa. Cuando tenemos hecha una pasta, añadimos un chorro de aceite de oliva y mezclamos bien.
  3. Colocamos las patatas sobre una fuente de barro o apta para el horno cubriendo su superficie. Con una cuchara añadimos un poco de la mezcla de aceite de oliva, ajo y perejil repartiéndolo por encima de las patatas.
  4. Repetimos la operación con nuevas capas hasta acabar con las patatas y cubrimos con el resto del perejil que nos haya sobrado de forma que quede bien distribuido. Echamos un chorreón de aceite de oliva virgen extra por encima de las patatas.
  5. Añadimos el vaso de agua y el medio vaso de vino, y metemos la fuente en el horno dejando que las patatas se hagan durante 30 minutos. Cada 10 minutos damos una vuelta a las patatas de forma que las que están abajo pasen a estar arriba para que así se hagan de forma uniforme.
  6. Las patatas se cocerán en el agua y el vino quedando muy tiernas. A la vez se irán resecando por la acción del horno, quedando bien doradas. Estarán en su punto cuando ya no quede agua en la fuente y las patatas empiecen a tomar un color más oscuro por los bordes. Probar y llevar a la mesa en la misma fuente de horno.

Truco / consejo

Puedes aprovechar y hacer estas patatas en una bandeja del horno mientras se cocina un asado, y así aprovechas la temperatura del horno al mismo tiempo que ahorras en la factura eléctrica. Puedes usar también orégano, tomillo o cualquier otra hierba de tu agrado.